jueves, 15 de mayo de 2014

ALIMENTOS ALCALINOS

La dieta típica estadounidense es mortal, ya que consiste principalmente de alimentos tóxicos y de formación ácida tales como: los azúcares procesados,edulcorantes artificiales, granos refinados, carnes y productos lácteos producidos convencionalmente y (GMO) organismos genéticamente modificados. Todo esto, combinado gran cantidad de otros factores ambientales (tales como la falta de descanso, el estrés psicológico y fármacos), no es de extrañar que cada vez más personas están siendo diagnosticados con enfermedades crónicas, degenerativas o cualesquiera otras condiciones letales.
Uno de los problemas fundamentales subyacentes con este estilo de vida no sostenible – y hay muchos – es la falta de la comprensión de que el cuerpo tiene que equilibrar los niveles de pH de la sangre a un nivel ligeramente alcalino de 7,365 con el fin de sobrevivir. Cuando una persona ingiere alimentos para “quemar” para el combustible, los procesos digestivos y metabólicos se transforman en una especie de ceniza que es ácida o alcalina. Las leyes de la bioquímica moderna explican además que no es la materia orgánica de los alimentos (si la comida en sí es ácida o alcalina), pero su materia inorgánica (tal como calcio, magnesio, potasio, sodio, azufre, fósforo, es decir, el como se descomponen en el cuerpo), que determina tanto la acidez o alcalinidad de este residuo ceniciento.
Por esta razón, y porque todos los alimentos en la naturaleza contienen elementos ácidos y alcalinos de formación , el equilibrio se logra con una conciencia directa de los alimentos que elegimos para comer. Hay demasiados alimentos generadores de ácido que pueden tener consecuencias nefastas para nuestra salud, con “acidosis” un diagnóstico común es la diabétis, por ejemplo. Esto es porque cuando los nutrientes necesarios para mantener este estado ligeramente alcalino no pueden obtenerse de los alimentos, el cuerpo en vez extraerá de sus propias reservas, como los huesos u otros tejidos vitales – perjudicando su capacidad de repararse a sí mismo y desintoxicarse de los metales pesados, lo que provoca que seas una persona más vulnerable a la fatiga y la enfermedad. Y el margen de error es pequeño.
Por supuesto, el objetivo final es el equilibrio. El consumo de muchos alimentos alcalinos puede llevar a sus propias complicaciones en el tiempo, pero el riesgo de esto es aparentemente menos probable, dado el actual estado lamentable de la dieta del consumista de hoy en día. Para combatir los efectos de una dieta ácida, aquí hay seis de los alimentos más alcalinos que deben formar sus comidas diarias:
1. Los tubérculos
Debido a la curación “yang” de estos alimentos en la medicina tradicional china, y su tendencia a ser más rica en minerales que muchos otros vegetales, puede consumir muchos de ellos. Busque rábanos especialmente (negro, rojo o blanco), así como las remolachas, zanahorias, nabos. Listo para comer después de cocer al vapor por unos 15-20 minutos, estas raíces le ayudarán a sentirse saciado y conectado a tierra.
2. Verduras crucíferas
Estas son las verduras que todos conocemos y amamos, aún más delicioso con sólo una pequeña cantidad de salsa sana, hecha en casa como un buen pesto. Elija entre brócoli, col, coliflor, coles de Bruselas y similares.
3. Verduras de hoja verde
Estas incluyen la col rizada, acelga, hojas de nabo y la espinaca – de los cuales la espinaca puede ser de hecho la mejor elección. Conocida sobre todo por su rico contenido de vitamina K y ácido fólico, la espinaca también está llena de vitaminas, minerales, fitoquímicos, antioxidantes y fibra, lo que ayuda a mejorar la digestion.
4. Ajo
Un alimento verdadero milagroso, el ajo en la parte superior de las listas de innumerables alimentos que fomentan la salud en general, y los alimentos alcalinos de formación no es una excepción. Entre sus otras ventajas son su capacidad para promover la salud cardiovascular e inmune mediante la reducción de la presión arterial, la limpieza del hígado y combatir las enfermedades.
5. Cayenne peper (capsicum)
Como parte de una familia de potentes pimientos que contienen enzimas esenciales para la función endocrina, la cayena es uno de los alimentos más alcalinizantes. Es conocido por sus propiedades antibacterianas y es una rica fuente de vitamina A, por lo que es un agente útil para combatir los radicales libres dañinos que conducen al estrés y la enfermedad.
6. Limones
Limones puede ser el alimento más alcalinizante de todos. Como desinfectante natural, puede curar las heridas mientras que también proporciona alivio inmediato y potente para la hiperacidez y enfermedades relacionadas con virus, así como la tos, los resfriados, la gripe y la acidez estomacal. El limón también trabaja para drenar el hígado y promover la desintoxicación.
Por Ana Paula Carral
www.apc.healthcoach.mx





Los alimentos que no se deben guardar en el refrigerador

Hay diferentes ingredientes, alimentos o preparaciones que recomiendan no refrigerar. Te presentamos una lista de cuales son y, porqué es mejor guardarlos fuera de la nevera




Pese a que muchas personas normalmente los almacenan en el refrigerador, hay alimentos que es mejor guardarlos aislados del frío, ya que las altas temperaturas pueden alterar su sabor, propiedades o incluso hacerlos perecer rápidamente.
En una lista publicada por el portal de ABC, destacan alimentos como la papa, los tomates y el pan, los cuales según los expertos se dañarían al estar dentro de una nevera.
1.- Los tomates pierden su sabor en el refrigerador, ya que las bajas temperaturas frenan su maduración. Su textura también se altera ya que el frío la hace más harinosa al romper sus membranas interiores. Se recomienda guardar al aire libre.
2.- Las papas se ven afectadas ya que con el frío se hacen más harinosas. Esto porque las bajas temperaturas hacen que el almidón se convierta en azúcares. Se recomienda guardar en una bolsa de papel ya que demoraría más en pudrirse.

Las papas se vuelven harinosas al ser refrigeradas

3.- El pan en el refrigerador se seca poniéndose duro. Se recomienda guardarlo en una bolsa de género. Si no se va a consumir en mucho tiempo, se puede guardar en el congelador, luego de haberlo secado.
4.- Las paltas en el refrigerador se vuelven negras fácilmente, ya que se acelera su descomposición.
5.- Pese a que mucha gente lo refrigera, el café no debe guardarse en la nevera ya que pierde su sabor y coge el aroma de los otros productos almacenados en el refrigerador. Especialistas en café recomiendan guardarlo en lugares oscuros y frescos, ya que según sostienen el aire, la luz y el frío son sus enemigos.
6.- La miel no es necesario refrigerarla ya que sus componentes y PH hacen que se mantenga en buen estado al aire libre. Si se expone al frío de un refrigerador se cristaliza.

La miel se cristaliza al contacto con el frío extremo.
7.- Recomiendan dejar el aceite de oliva en un lugar fresco y sin luz, pero no en un refrigerador, ya que el frío hace que se condense, se endurezca (tomando una consistencia coo mantequilla) y, se altere el sabor.
8.- Las cebollas deben estar lejos del refrigerador, ya que la humedad y el frío las ponen blandas. Junto a esto aceleran la formación de hongos en sus capas y fomentan la germinación de sus brotes. En cambio, los cebollines si se pueden refrigerar, debido a su alto contenido de agua.
Los hongos atacan a las cebollas en un refrigerador. Foto: Reproducción.
9.- La albahaca no se puede refrigerar ya que se marchita rápidamente y adquiere con facilidad el olor de otros alimentos. Se recomienda guardar en un vaso con agua al aire libre.
10.- Los ajos refrigerados se ponen mohosos y se acelera el proceso de brote de sus tallos. Se recomienda almacenar en bolsas de género en un lugar fresco y seco.
Otra recomendaciíon de esta muestra, es no guardar las papas y las cebollas juntas, ya que emanan un gas que las hace perecer rápidamente






Google+ Badge